ECONOMIA
Por Carlos Morales Peña
La estatal brasileña decidió retirarse del mercado boliviano por las bajas perspectivas para el negocio gasífero. La francesa Total abandona el gasoducto Bolivia-Brasil

Petrobras está en negociaciones para disponer de sus actividades de exploración y producción de gas en Bolivia. La información fue anticipada por el columnista Ancelmo Gois en su blog especializado en temas hidrocarburíferos y confirmada por la red O Globo. La intención de la empresa estatal es poner fin a todas las actividades en Argentina y Colombia. La francesa Total también se retira del gasoducto Bolivia-Brasil.

Hace un mes, el analista energético Álvaro Ríos reveló que la estatal brasileña alista su retiro del país y por ello negocia la venta de sus activos.

En Bolivia, la producción de gas proviene principalmente de los campos San Alberto y San Antonio, donde Petrobras tiene una participación de 35% en los contratos de operación de servicios, que se operan principalmente para suministrar gas a Brasil y Bolivia, refiere la publicación de O Globo.

La semana pasada, la estatal inició la fase vinculante por la venta de su participación de 51% en Gas TransBoliviano S.A. GTB es propietaria y operadora del gasoducto Bolivia-Brasil en territorio brasileño, con una extensión de 2.593 km y una capacidad de transporte de hasta 30 millones de metros cúbicos de gas por día.

Según una fuente, la empresa estatal se encuentra en negociaciones para vender, además de los campos de producción, las tres unidades procesadoras de gas natural (UPGN) que tiene en el país. Los planes también incluirían la venta del 11% de participación en Gas Transboliviano (GTB), responsable del lado boliviano del gasoducto Bolivia-Brasil, con una longitud de 557 km.

La venta del 51% en TBG se enmarca en el acuerdo realizado con Cade en 2019, que prevé la salida de Petrobras en el segmento de transporte de gas como forma de incrementar la competencia en el sector. El objetivo es reducir el precio del gas en Brasil. La semana pasada, la empresa estatal anunció un nuevo modelo de contrato de suministro de gas con distribuidoras.

Las ventas de activos de exploración y producción en los países de América del Sur y la venta del gasoducto forman parte del plan de desinversión de la empresa estatal, que espera recaudar entre 25 mil y 35 mil millones de dólares.

Si bien se hizo bajo la dirección de Roberto Castello Branco, fuentes señalan que el nuevo presidente de la estatal, Joaquim Silva y Luna, se quedará con la planificación.

La empresa ingresó a Bolivia en 1996 y 2006, el gobierno del entonces presidente Evo Morales decretó la nacionalización de las reservas y activos petroleros en el país, lo que generó una disputa entre Petrobras y el gobierno del vecino país.

La francesa Total

La agencia brasileña antimonopolio, CADE, aprobó la adquisición por parte de la belga Fluxys de la participación de 33,33% de Total Gas & Power Brasil en BBPP Holdings, empresa sin actividad operacional que posee el 29% de Transportadora Brasileira Gasoduto Bolívia-Brasil (TBG). La decisión de CADE se publicó el lunes en el Diario Oficial.

Total Gas & Power es 100% propiedad de Total, petrolera francesa que posee activos de exploración y producción de petróleo y gas y proyectos de energía renovable en Brasil. Actualmente la compañía negocia un contrato de suministro de GNL con Compass, parte del grupo Cosan.

TGB opera una red de gasoductos de 2.600km (Gasbol) que traslada gas desde Bolivia hacia Brasil. Actualmente está bajo el control de la estatal brasileña Petrobras, cuya participación de 51% está a la venta. La estatal boliviana YPFB posee el 12% restante.

Fluxys ya poseía el 66,66% de las acciones de BBPP Holdings y una cuota de 8% en TBG que anteriormente era propiedad de EIG Global Partners, la cual adquirió en diciembre de 2020. Eso significa que ahora poseerá el 37% de TBG.

La empresa belga, que se centra en proyectos de infraestructura de gas, tiene como principales accionistas a Publigas y Caisse de Dépôt et Placement du Québec (CDPQ), que poseen participaciones respectivas de 77,45% y 19,88%.

“Considerando que Fluxys no tiene otras actividades en Brasil además de la participación en TBG, el acuerdo propuesto no redundará en una superposición horizontal ni una integración vertical entre las partes”, dijo CADE en su fallo sobre la transacción.

En una entrevista con BNamericas publicada en enero, el vocero de Fluxys, Laurent Remy, dijo que la empresa cree que el gas boliviano seguirá siendo una fuente competitiva de suministro y que investigarán nuevas oportunidades que surjan en Brasil y el resto de Latinoamérica.

Lunes 10 de Mayo, 2021
Más artículos