ECONOMIA
Bajo el liderazgo de Deanna Canedo Patiño, el equipo de la casa de diseño se sube a la pasarela virtual para mostrar lo ‘Hecho en Bolivia’ de la mano de un grande de la tecnología, bajo una nueva visión de expansión de la moda nacional.

La adaptación y la evolución son parte del legado de la marca Beatriz Canedo Patiño (BCP) y en la actual coyuntura sale a flote sin comprometer los valores de la alta costura, siempre buscando ‘mantener el lujo verdadero no sacrificarlo’.
Siendo pioneros hace ya tres décadas en introducir lo que ahora se denomina como moda sustentable, la Casa de Diseño se mantiene firme a su responsabilidad de liderar un nicho de mercado a través de la innovación.  
Durante la pandemia, la marca lanzó el servicio BCP Personal Shopper, una plataforma de interacción y servicio virtual que evolucionó en una nueva línea de negocios: BCP Heritage que rediseña para el cliente actual las piezas que pasan de generación a generación que encajan con los valores de los consumidores del lujo verdadero.  Será la primera marca de lujo en ofrecer un packaging 100% reciclable, reutilizable y producido localmente.
En ese sentido, bajo la dirección de Deanna, la casa de diseño se adapta a las nuevas tecnologías y evoluciona a través de alianzas estratégicas y se sube a la pasarela virtual manteniendo el servicio personalizado y exclusivo a sus clientes.
Es así que la empresa se encuentra ejecutando un plan de ampliación de distribución nacional e internacional, bajo un modelo de negocio innovador. Por un lado, expande la distribución nacional a través de los canales selectivos, que compartan los mismos valores de calidad y exigencias de servicio, y por otro lado, ofrece sus piezas al mundo tras la venta en línea, evolucionando la misma para poder brindar una experiencia personalizada y de lujo.
En cuanto a la ampliación de distribución nacional, la marca ha creado una colección capsula para el concept store Mistura a nivel nacional y el distinguido Fashion Row ‘Miski Simi’ de Paseo Aranjuez en Cochabamba.
“Ampliar nuestra presencia local es un pilar fundamental de la estrategia comercial para satisfacer la creciente demanda nacional, manteniendo la exclusividad en escoger canales de distribución que se distinguen por su excelencia en curación y selección de diseño”, comenta Canedo Patiño sobre este nuevo proyecto.
De acuerdo a la ejecutiva, ‘Mistura manifestación creativa,’ es la primera concept store en Bolivia que ha sido catalogada entre las 50 mejores a nivel mundial y con casi 8 años de trayectoria, nos ilusiona crear una colección que estará disponible en La Paz (calle Sagarnaga), Santa Cruz (Aeropuerto Viru Viru) y en nuestro majestuoso Salar, en el Hotel Palacio de Sal en Potosí. “Apostamos por impulsar el turismo responsable, tanto a nivel nacional como internacional, y por este motivo, junto a Hidalgo Tours, realizamos la producción fotográfica en exclusiva para Forbes Bolivia en Uyuni,” agrega Canedo Patiño.
También, la casa de diseño lanzará un programa piloto, bajo una alianza estratégica, junto a la primera plataforma de venta en línea de productos de lujo boliviana, Morado Global, que apuesta a ser la vitrina de los mejores productos bolivianos para el mundo.
Próximamente, la casa de diseño lanzará su última colección junto a Morado Global, la primera plataforma de venta en línea de productos de lujo boliviana, bajo una alianza estratégica, que apuesta a ser la vitrina de los mejores productos bolivianos para el mundo.
La visión de la alianza junto a Morado Global nace para crear una oferta exclusiva de nivel internacional que combina lo mejor de la alta costura y tecnología, siendo Morado Global la primera plataforma de ‘e-commerce’ de lujo boliviano.  
“Ambas empresas han apostado desde su fundación por el ‘hecho en Bolivia’ en calidad de exportación para los clientes más exigentes y es este compromiso y sinergia que nos une en este proyecto”, expresa David Arredondo, gerente Comercial de Morado Global.
A lo que Canedo Patiño agrega que “crear una experiencia virtual que refleje la calidad de confección, la modernidad de los diseños y brindar el servicio de personalización es el centro de esta visión de expansión de venta en línea junto a Morado Global”.
El consumidor de lujo en la nueva normalidad para Canedo Patiño indudablemente existe una evolución, o en otras  palabras, una revolución a la jerarquía de los valores en cuanto se refiere al consumidor del lujo debido a la crisis sanitaria y económica.  
Estos consumidores, que bien son extremadamente selectivos en cuanto a la calidad, buscan ahora adquirir productos de larga duración, diseños atemporales que reflejen el cambio en la manera de vestir actual.  
También hay un énfasis en cuanto a la transparencia, exigen piezas en materiales ecológicos o reciclados, y más que nunca el saber que su compra ayudará a la preservación de un arte manual en confección; es decir, que su compra tendrá un impacto local, mejorando la calidad de vida de un país subdesarrollado.  La compra de una pieza se convierte en una herramienta del bien social y medioambiental. Específicamente en cuanto a demanda, los consumidores de lujo están apostando más que nunca por marcas con una operación de confección a pedido o el preorder a base de lo que se denomina en el segmento más alto de la confección como “slow couture”, traducida literalmente a alta costura lenta.  
Esto implica una transparencia de la operación productiva, donde ya no se gestiona un stock porque genera desperdicios; además  el consumidor quiere tener acceso a validar tras las redes o páginas web de una marca.
La Casa de Diseño Beatriz Canedo Patiño se direcciona en ese sentido sin sacrificar sus valores y compromiso en ofrecer un servicio personalizado y exclusivo a sus clientes.

El Arte Invisible de la Alta Costura

Las alianzas son parte de la adaptación en la nueva realidad. Es así que surge la alianza BCP - Casa Grande Hoteles junto a Denisse Handal y Pétalos & Matices junto a Luz María Siles.
El resultado es un escaparate en el lobby del Casa Grande en Calacoto que invita a soñar, a apreciar la belleza y sobretodo dar esperanza.  
El actual escaparate, denominado “El Arte Invisible de la Alta Costura” da por primera vez y en primer plano, la visibilidad de lo que es la confección de una pieza de alta costura desde la lluvia de ideas, al patronaje, al corte, a la construcción sobre el maniquí a la confección final y considerando todos los elementos y detalles que forman parte de la misma.  
“Apreciar el arte de la alta costura, significa conocer su proceso y plasmarlo en un escaparate artístico que cuenta esta historia de perfección es una forma de compartir nuestro talento boliviano, convirtiéndose así en una vitrina literal a nuestro proceso de confección manual”, resalta Canedo Patiño.
Bajo el mismo espíritu fue creado un showroom privado en la Suite del Casa Grande, ambientada por Pétalos & Matices, donde se ofrece asesoramiento y servicio privado y personalizado.

Viernes 15 de Octubre, 2021
Más artículos