ENTREVISTA
Poseedora de muchos atributos entre los que destacan belleza, inteligencia y talento. Fue preparada para heredar el Imperio de Beatriz Canedo Patiño y convertirse en La Nueva Reina de la Alpaca. Este apellido convertido en marca con sello ‘Hecho en Bolivia’ es reconocido en el ámbito internacional de la alta costura y sus prendas son vestidas por grandes personalidades en el mundo.

Deanna Canedo Patiño, sobrina y sucesora de la gran diseñadora de modas y empresaria, asumió hace cuatro años la Gerencia General y Dirección Creativa de la Casa de Diseño Beatriz Canedo Patiño (BCP). Esta sucesión no le cayó simplemente del cielo, porque como su tía le decía “nada cae del cielo a la falda”, y entonces tuvo que trabajar mucho para estar donde se encuentra ahora.

 

Aunque quisó estudiar diseño en París, Francia, al igual que su antecesora, desistió para seguir su consejo de enfocarse en una carrera profesional en administración de negocios, marketing y comunicaciones para tener una formación internacional y poder llevar un negocio de alta moda con una visión innovadora.

 

Fue así que se recibió con honores en Licenciatura en Relaciones Internacionales y Comunicación en Lynn University en Boca Raton, Florida y realizó una Maestría en Administración de Empresas en el Instituto de Empresa en Madrid, España. Su trabajo de titulación fue el plan estratégico de internacionalización de La Casa de Diseño Beatriz Canedo Patiño, que puso en acción con la sucesión formal al tomar las riendas de la empresa.

 

En cuanto al diseño de la alta costura fue instruida personalmente por su tía desde los 14 años, en “La Escuela Beatriz Canedo Patiño”, la que Beatriz consideró le daría la mejor formación y título en este campo. Además, le puso la vara muy alta, “triunfa tú solita ahí en el mundo y cuando estes lista vienes y lo haces acá”, le dijo y Deanna así lo hizo.

 

La Nueva Reina de la  Alpaca se refiere a su mentora como una mujer sabia, recuerda que en más de una ocasión se sintió lista para regresar al país y asumir su reto, pero su tía le decía que todavía le faltaba mucho por aprender y hacer. “Y no pudiera estar más de acuerdo con ella, fui pionera en mi propio campo logrando ser la primera mujer, hispana y más joven, Directora de Marketing de Walmart USA y Vice Presidenta de MasterCard Latino América”, señala.

 

Deanna Canedo Patiño es una ejecutiva internacional de mercadeo y administración de empresas, con más de 18 años de experiencia, especializada en la creación de programas empresariales para los sectores del lujo, retail y fintech. Ha sido reconocida por su liderazgo transformacional, implementado planes de negocios innovadores para el crecimiento y transformación de las empresas Fortune 500.

 

Regresó a Bolivia desde Estados Unidos antes de la partida de Beatriz Canedo Patiño para ejecutar el plan de sucesión y asumir la dirección de la Casa de Diseño. Un sueño que ambas compartían, un plan de vida dirigido de manera inteligente por su tía, de tal manera que llegado el momento de su retorno sintiera que ya había triunfado en su propio ámbito.

 

“Es un honor y privilegio continuar el legado de una mujer única, no solo como mujer emprendedora, luchadora y pionera como se distinguía, sino por su visión al brindar a Bolivia y al mundo colecciones únicas en alta costura, en los más finos y nobles textiles de camélidos (llama, alpaca y vicuña)”, dice al agregar “cómo no inspirarse, no querer ser como ella y no sentir esa misma pasión”.

 

Deanna recuerda que desde niña admiraba a su tía por su elegancia y ese garbo que la distinguía, “dos minutos con ella y sentías que podías cambiar el mundo. Y ella cambio el mío al ser su sucesora en este gran emprendimiento”, resalta.

 

Por ello, su misión es continuar el legado de la fundadora de la Casa de Diseño y asegurarse de que la estética e integridad de la marca Beatriz Canedo Patiño se mantengan. “El trabajo que realizamos es único, cada pieza es una obra de arte. No seguimos los ciclos ni las tendencias, las establecemos”, destaca.

 

Su inclusión en la empresa mostró logros desde el primer año de asumir sus funciones, cuando recibió tres premios: el “Premio Empresa Calidad del Año” por el Latin American Quality Institute a la calidad y gestión empresarial sustentable, Bolivian Fashion Week Premio a la Alta Costura y El Illimani de Oro por la Brigada Parlamentaria de La Paz a la trayectoria.


A nivel de marca, la ejecutiva se mantiene fiel a la estética de la afamada Casa de Diseño, “conservando la pureza de sus diseños que no compiten con la naturaleza, más bien podría decirse que la complementa”. Logrando unir lo atemporal con lo actual, lo sofisticado con lo práctico, aportando en cada detalle glamour y perfección en el acabado.


En cuanto a su enfoque cómo Gerente General, Deanna explica que trabaja en gestionar el crecimiento orgánico de la marca Beatriz Canedo Patiño, tanto nacional como internacionalmente, a través de una estrategia de comercialización innovadora.


La Casa de Diseño Beatriz Canedo Patiño es una de la pioneras de la venta en línea en el país desde sus inicios, hace 30 años, actualmente la logrado transformar esa experiencia personal en una experiencia virtual, a través de la Plataforma BCP Personal Shopper, donde el cliente puede pedir una cita y es atendido por su principal ejecutiva.


“Nuestro negocio no es de volumen es exclusivo y personalizado. Nuestro modelo de distribución y venta es directo. Eso nos diferencia”, señala Deanna al manifestar que atiende de igual manera a un miembro de la familia Windsor, realeza británica, como a Alexandra, una alta ejecutiva, de la ciudad de Bogotá, Colombia.

 

Como Directora Creativa su rol es asegurar que la estética e integridad de la marca se mantengan, en cuanto a elegancia, sofisticación, perfecto acabado y sobretodo superior calidad. “Trabajamos bajo esta visión posicionando el sello “Hecho en Bolivia” internacionalmente, con el mismo orgullo y respeto a nuestra excelente mano de obra para seguir contribuyendo al crecimiento socio-económico de nuestro gran país”, refiere.

 

En esa línea, actualmente la empresa ejecuta planes concretos de crecimiento sobre un modelo de distribución internacional exclusivo a mercados exigentes tanto europeos, como latinoamericanos. De igual manera, ha introducido nuevos diseños, diversificación de técnicas como la incorporación de lanas nobles como el cashmere, mohair y seda; creación de una línea de tejido BCP Punto y expansión de su paleta de colores.


“Con una visión innovadora, esta propuesta da a luz un concepto único en calidad, en diseño nunca antes visto en una prenda de vestir tanto a nivel nacional como internacional”, rescata.


Una muestra de esta innovación fue presentada en la primera colección a cargo de Deanna Canedo Patiño, denominada “Viento” que cerró la 5ta edición de Diseño y Autores (DAB), realizada en la ciudad de Santa Cruz el año pasado y fue presentada por primera vez en los jardines patrimoniales de la Residencia de la Embajada de Alemania en La Paz. Esta fue galardonada por primera vez en Bolivia como “Marca y Colección del Año” por Vogue México y Latinoamérica.


“Estoy muy orgullosa de ello ya que me encontré a mi misma, balanceando mi propia estética de diseño con el de la Marca”, resalta al adelantar que se encuentra trabajando en la expansión y diversificación bajo las seis lineas de la Marca: BCP Mujer®, BCP Hombre®, BCP Accesorios®, BCP Hogar®, BCP Punto®  y BCP Novias®, tanto en técnicas como en materia prima.

Respecto al futuro indica que se mantendrá la originalidad de los diseños de elegancia atemporal, impecable calidad, estricta política ambiental, bajo un modelo de negocio sustentable, ético e innovador para continuar siendo pioneros y el ejemplo a seguir en la alta costura boliviana.


Destaca que lo más importante de la marca es la elegancia, refinamiento, sofisticación de sus diseños atemporales y la impecable sastrería de su equipo, que combinados cuenta con más de cien años de experiencia. “Nuestros diseños son creados con una elegancia atemporal y con impecable calidad. Siendo fiel a una visión y esencia de refinamiento y sofisticación de cada pieza. No imponemos moda, definimos y establecimos el arte del buen vestir”.

 

Si bien la crisis sanitaria por la pandemia que afecta a las empresas de manera global, también ha hecho mella en la Casa de Diseño Beatriz Canedo Patiño, cuyas ventas dependen el 80% de sus ventas en el exterior, por otro lado, le ha permitido realizar una pausa y reflexionar lo que se debe hacer.

 

“La industria de la moda estaba en caos. Ahora se debe hacer lo que es mejor para la Marca y nuestros clientes. No pasa nada si tomamos una pausa para reflexionar, hacer las cosas bien como empresa, como diseñadora, para el equipo, la marca y retomar los planes de internacionalización”, acota.


Fotos: Perfil Deanna Canedo Patiño - David Illanes. Desfile y Modelos - Jose Maria Criales. MUA - Paola Romay

Lunes 31 de Agosto, 2020
Más artículos