ECONOMIA
Se agrava la crisis en Argentina por el “tsunami” de la segunda ola que complica al Gobierno de Alberto Fernández

Setenta y dos horas después de que entraran en vigencia las nuevas medidas para tratar de contener el veloz aumento de casos de coronavirus en Argentina, la preocupación crece con la misma intensidad en la Casa Rosada y nadie en el Gobierno de Alberto Fernández descarta que se avancen con más restricciones ante la magnitud de la segunda ola.
Argentina registró tro récord de contagios diarios por COVID-19, el cuarto consecutivo, al contabilizar 24.130 positivos en momentos en que se inauguraron las nuevas restricciones dispuestas por Alberto Fernández.
Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Salud, actualmente 236.305 argentinos cursan la enfermedad en todo el país. Un total de 228 personas fallecieron en el último día y 57.350 lo han hecho desde el comienzo de la pandemia.
Escasez de recursos
La segunda ola del Covid-19 encuentra al presidente argentino Alberto Fernández complicado en varias dimensiones y con una inocultable escasez de recursos para afrontarla.
El Gobierno del vecino país atraviesa una crisis de confianza y agobio social, turbulencias económicas y errores que la pandemia amplifica.
Eso explica algunas decisiones recientes y otras medidas que el oficialismo explora en procura de recuperar respaldo y capacidad de acción para hacer frente al que se avizora como el mes más dramático desde que el coronavirus llegó al país, señala La Nación en su edición de hoy.
Las reacciones del presidente Fernández durante la semana última corroboran la preocupación que habita al Gobierno argentino.
Reuniones de urgencia
La mejor expresión de la urgencia por encontrar apoyos resultó que, casi en simultáneo con las diatribas presidenciales, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, invitara a los jefes del interbloque de Juntos por el Cambio a integrar una comisión parlamentaria de seguimiento de la pandemia, en el contexto de una revisión del calendario electoral. No hay contradicciones. El funcionario más activo de la administración Fernández buscó un acuerdo que les diera legitimidad a las medidas que se adopten. No solo en materia de elecciones. Una admisión de fragilidades y pasivos del Gobierno, asegura el diario argentino.
En el mismo sentido se inscribe la evaluación que están haciendo la Jefatura de Gabinete y la cartera política para ampliar (en nombres, disciplinas y representación social) la comisión asesora del Poder Ejecutivo sobre la pandemia. El Gobierno busca un escudo protector más sólido y creíble ante la opinión pública. Los hechos han devaluado la palabra oficial y corroído la imagen justo cuando más necesita de aceptación y confianza. Aún más que hace un año.

El otrora incuestionable comité de infectólogos, que a fines de 2020 debió sumar sociólogos, psicólogos y otros especialistas para recuperar credibilidad, está requiriendo de nuevos refuerzos. Los nombres de científicos y expertos en diversas materias, así como de referentes reconocidos por la sociedad, están siendo analizados. El ejercicio del poder, la práctica política, la comunicación social y el marketing electoral demandan acción.

Lunes 12 de Abril, 2021
Más artículos